lunes, 15 de junio de 2009

Competidor de la RAE

¿A dónde van todos las voces melancólicas que le hablan al mar, las promesas de los enamorados o las palabras grabadas en la arena? No me extraña que tenga sus propios métodos para deshacerse de algunas. Por ejemplo, vomitar algún mensaje en una botella o enviar a una de esas caracolas chivatas que salen a la playa en busca de un oído curioso al que hablarle.

Mi secreto allí ha quedado, flotando durante 10 segundos, subiendo y bajando de la ola como si no hubiera entendido que no se trataba de una playa nudista y me estaba dejando en pelotas por momentos.

Eché un vistazo alrededor por si alguien se estaba dando cuenta de algo y cuando volví a mirar al horizonte, ya le había perdido el rastro. Qué suerte tengo de tener secretos tan poco exhibicionistas.

Si alguna vez el mar lo expulsa y lo recoges, por favor, que quede entre nosotros.
Sabrás donde encontrarme, dejé todas las pistas en la posdata de mi secreto. Cuando me reconozcas, no digas nada, ni te pongas la caracola en la solapa de la camisa; no hará falta; sólo bésame y entonces seré yo quien te descubra a ti.

12 comentarios:

  1. ¿pero cómo se te puede ocurrir algo así? es realmente bello, me encanta, y como de costumbre no salgo de mi asombro. muy bueno, de verdad. ¡quién te encontrara por alguna playa y te reconociera! ¿por cierto esa práctica tiene algo que ver con algun viejo consejo? sólo por curiosidad

    ResponderEliminar
  2. A2, no te puedo contestar, pero la caracola sí ;)

    ResponderEliminar
  3. Dan ganas de ir a la playa a buscar caracolas. A veces, hay secretos que es necesario compartir para ser feliz :)

    No dejarás de asombrarme, bonita actualización.

    ResponderEliminar
  4. mensaje en una caracola...más magia que en una botella ;)

    ResponderEliminar
  5. Aunque explicita en su mayoría, me gusta el final de tu historia. Soy más partidario de las cosas de las cosas que se dicen sin decirlas... como los secretos.

    ResponderEliminar
  6. espero que también otras cosas hayan quedado depositadas en otros sitios, siendo también un secreto :D

    ResponderEliminar
  7. Creo que van al mismo lugar que los besos que no damos... Me ha encantado tu blog!!!

    Un beso,
    Javier

    ResponderEliminar
  8. Buenas... muy buen blog! Felicitaciones!!!

    Te invito a que visites nuestro blog y que luego consideres darnos tu voto en la sección SOLIDARIOS.
    Damos de comer a los jóvenes que viven en la calle y el premio redundaría en beneficio de ellos.
    Gracias por tu valioso tiempo!!!

    Paula y Manuel
    www.elmacarronsolidario.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. El otro día encontré una botellita pero todavía no la he abierto. ¿Si tiene mensaje vuelvo por aquí?

    Quizás sea el tuyo...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Ansió encontrar la botella. Tú dime en que mar esta y voy nadando para allá...

    Besos GUIOMAR

    ResponderEliminar
  11. Hola. Hemos visitado y disfrutado tu página, y nos gustaría intercambiar enlaces y banners entre ésta y la nuestra (Escritores Negros -http://escritoresnegros.blogspot.com-)

    Si estás de acuerdo, mándanos a escritoresnegros@gmail.com la URL de las páginas que deseen enlazar y los banners de las mismas.

    Un saludo y gracias.

    ResponderEliminar
  12. Hola Guiomar: Vengo porque me has enviado un hotmail en el que me adviertes de que he escrito vaso con b de burro . No se preocupe, pues a veces, (No siempre) hago faltas ortográficas para que se hable de mi aunque sea mal. Estoy seguro que de haber escrito vaso bien, nunca habría descubierto este blog tan poético. Gracias por corregirme asi voy aprendiendo. Clica sobre mi nombre

    ResponderEliminar